jueves, 11 de septiembre de 2014



Los Chapines nos dieron de comer "Pappa"
Marco Pappa en disputa de un balón con el "Rambo" Rodríguez.

Redacción: Luis Escalante


Había pasado una década sin que la Selección de Guatemala le ganará a Honduras. Sin embargo, el 10 de septiembre de 2014 los chapines demostraron con buen fútbol que el nivel centroamericano se está volviendo cada vez más competitivo. Lo ocurrido ante El Salvador unos días atrás no era coincidencia y quedó demostrado que aparte de garra, también se requiere técnica y ambas selecciones lo demostraron de una gran manera.

Este gran fracaso no es para culpar a nadie; los jugadores tenían menos de un mes trabajando juntos, mientras que otras selecciones como la de Guatemala, Panamá y El Salvador ya llevaban trabajando desde hace unos meses con sus técnicos: Iván Sopegno, Hernán Darío Gómez y Albert Roca respectivamente. A Medford hay que darle más tiempo, y también debería de ir considerando convocar a jugadores que militan en Europa, Estados Unidos o Sudamérica.

Lo mejor sería olvidar lo que pasó y comenzar a trabajar de cara a los próximos amistosos ante Estados Unidos, México, Japón y China. Con respecto al partido de anoche, muchos nos quedamos decepcionados, pero por ahora hay que pensar en el repechaje ante Nicaragua para poder llegar a la Copa Oro 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada